Vale, lo reconocemos. Nos encantan los chistes tradicionales, esos que pasan de generación en generación generando risas con el paso del tiempo. ¿Y a ti? ¿Quieres compartir alguno de los chistes de siempre con tu hijo o hija y seguir una tradición de risas sinfín. Si es así, estás de suerte.

chiste de pepito divertido

Chistes de Pepito para morirse de la risa

En esta sección de chistes de Pepito podrás encontrar una selección de chistes graciosos que tienen a este niño tan especial como protagonista.

Además, te avisamos de que son chistes que pueden escuchar perfectamente los más pequeños de la casa, aunque eso sí, un buen ejemplo Pepito no es porque a veces no se porta tan bien como querrías que se portara tu hijo. Pero oye, son niños al fin y al cabo. Así que tu dices que chistes contarle y cuáles no. Los que no le quieras contar te los quedas para ti mismo, sin problema. Te ríes en la soledad de tu cuarto sin que se entere. Eso sí, el resto compártelos porque te aseguramos que le van a encantar y no parará de contarlos en el colegio. De hecho, seguro que dentro de muchos años él mismo se los contará a sus hijos. ¿Quieres descubrir nuestra selección? ¡Sigue leyendo!

Chistes para niños de Pepito

– Profe, ¿me castigarías por algo que no he hecho?

– Claro que no Pepito.

– Genial profe, no he hecho los deberes. 

– Pepito ve a la tienda y tráeme pegamento que no tengo.

– No quiero, mamá, estoy jugando.

– Entonces te pegaré.

– No puedes mamá,  no tienes pegamento. 

– Mamá, mamá. ¿Sabe qué? He aprendido a escribir.

– ¿Ah sí? ¿Y qué has escrito?

– Mamá, he aprendido a escribir no a leer.  

– Pepito estoy muy enfadada contigo. Le dijiste fea a tu hermana y ahora esta llorando. Ve y dile que lo sientes.

– Lo siento hermanita, siento mucho que seas fea. 

La profesora le dice a Pepito…

– A ver, si yo digo que ‘fui rica’ es pasado… pero si digo, ‘soy guapa’, ¿qué es?

– Imaginación profe, mucha imaginación. 

el mejor chiste de pepito

 

La profesora le dice a Pepito…

– A ver, cuéntame, ¿cómo te imaginas la escuela ideal?

– Mmmmm, ¡cerrada profe! 

Aparece una señora muy fea en la tienda de Pepito y le dice…

– Por favor, quiero una escoba.

– ¿Se la envuelvo o se va con ella?