Vale, nos encanta reír, lo reconocemos. Por eso esta web nos viene como anillo al dedo. Verás, si eres como nosotros y no puedes parar de reírte por todo lo que te rodea, esto te interesa. Aquí vas a encontrar una serie de chistes graciosos que te van a tener sonriendo para lo que queda de día (o de semana). ¿No te lo crees? Echa un vistazo y verás.

chiste gracioso bueno

Chistes Graciosos Cortos

Pero oye, no solo queremos que te rías tu, también queremos que los compartas con el resto de tus amigos y conocidos. Puedes hacerlo, por ejemplo, a través de las redes sociales o cara a cara en tu próxima reunión social. Seguro que acabas siendo el rey de la fiesta. En esta sección te proponemos chistes graciosos, de esos que, apenas los lees, te provocan una carcajada enorme. Sí, sí. Te lo prometemos.

Nuestro objetivo principal es que te olvides de los problemas del día a día y dediques unos minutos a reírte muchísimo. Por ello compartimos todos estos chistes contigo, para hacer que tu día sea mucho mejor. La risa es la mejor medicina para la salud, así que, vamos a hacerle caso a los médicos y vamos a reírnos de todo. Recuerda que todo en esta vida tiene solución y que, tarde o temprano, las malas rachas acaban pasando. ¿Te animas a descubrir los mejores chistes graciosos con nosotros?

Chistes muy graciosos para contar:

Un hombre va a una entrevista de trabajo y le preguntan…

– ¿Nivel de inglés?

– Alto.

– Genial, traduzca la palabra ‘fiesta’.

– Party.

– Perfecto, ahora úsalo en una frase.

– Ayer me party la cara con el monopatín.

– Contratado.

– Hola, buenas tardes, le llamamos para realizarle una encuesta. ¿Me podría decir su nombre?

– Sí claro, me llamo Adán.

– ¿Y su mujer?

– Eva

– ¡Vaya coincidencia! ¿También vive la serpiente?

– Sí, sí, espere. ¡Sueeeegraaaa!

– Ya lo entiendo, ya se porqué estoy engordando. Es el champú seguro.

– ¿Y eso?

– Sí, te lo juro. Mira la etiqueta. Pone “para dar  cuerpo y volumen”. Me paso al lavavajillas.

– ¿Qué dices? ¿Por qué?

– Porque mira, pone ¡para eliminar la grasa más concentrada!

 – Hola, ¿quieres bailar?

– Sí, pero quien saca a mi amiga.

– Ah tranquila. ¡Seguridaaaaad!

– Oye, ¿sabes que mi hermano va en bicicleta desde que tenía cuatro años?

– ¡Sí que debe estar lejos!

– Ayer mamá íbamos yo y Carlos.

– No, íbamos Carlos y yo.

– ¿Enserio? ¿Yo no iba?

 – ¿Sabes a que se apunta una abeja en el gimnasio?

– ¡A Zumba!

 Chistes graciosos malos

 

 – Hola, ¿de que trabajas ahora?

– Antes trabajaba en una tintorería pero ahora apago incendios.

– ¿Ah sí? ¿Eres bombero?

– No, soy ex-tintor.

 – ¡Mamá! Papá quiere tirarse por la ventana.

– Anda hijo, dile a tu padre que le he puesto cuernos no alas.

 Una mujer acude a una dietista para poder adelgazar. Él va y le dice…

– Tengo una solución muy fácil. Mueve la cabeza de derecha a izquierda.

– ¿Cuántas veces al día?

– ¡Cada vez que te ofrezcan comer!