¿Te apetece reírte a carcajadas y contagiar a todas las personas que te rodean? Si es así, ¡estás de suerte! Te presentamos una página web sobre chistes en la que podrás encontrar de todas las categorías que te puedas imaginar como, por ejemplo, esta que tienes aquí mismo, los chistes buenos. Porque chistes hay de muchas maneras pero de esos que consiguen hacerte reír casi sin esfuerzo no existen demasiados. ¿Lo mejor? Que los tenemos todos aquí especialmente seleccionados para ti.

Chistes Buenos para morirse de la risa

Ya sabemos que hay gente que prefiere los chistes malos pero aún hay bastantes más que sabe reconocer un buen chiste cuando lo lee o cuando lo oye. Así que, si eres de estas últimas personas, esta sección te interesa y mucho. Hablamos de los chistes trabajados, los que, aunque no tengas gracia ninguna, nada más con decirlos puedas hacer reír a la otra persona. Si tienes un evento social y deseas romper el hielo seguro que te vienen genial.

Chistes Buenos Cortos

Un preso le dice indignado al otro…

– Estoy cabreado de lo que está pasando aquí.

– ¿Por qué?

– Porque me metieron aquí por robar pan y ahora me dan un trozo gratis todos los días.

– ¡Soldado! Ayer no lo vi en la clase de camuflaje.

– ¡Gracias capitán!

– ¿Sabes por qué un tomate no toma café?

– Porque toma té.  

Chistes Buenos Cortos

 

– ¿Sabes qué guarda Darth Vader en su nevera?

– Helado oscuro. 

– ¿Sabes? Creo que estás muy obsesionad con la comida.

– ¡Que va Calorías!

– Carolina, me llamo Carolina. 

– Hijo te voy a contar una historia que da mucho miedo. Había una vez una niña que se hizo caca. ¿Te has asustado?

– No.

– Pues ella se ha cagado. 

– María, si te tocarán mil millones en la primitiva. ¿Me seguirías queriendo?

– Sí cariño, pero te echaría de menos.

Chistes buenos para reírse a carcajadas

No hay mejor forma de hacer reír que con lo de siempre y, para nosotros, lo tradicional, son los chistes. Si estás pasando por un desengaño amoroso, las cosas no van bien con tu pareja o tienes problemas en el trabajo y notas que ya no sonríes como antes, quizá necesites la mejor medicina que existe para la salud y esa es, sin duda, ¡la de reír a carcajadas!

Por eso estamos nosotros aquí, para que si nada consigue hacerte reír en esta vida al menos logres conseguirlo con nosotros. Ese es el objetivo que perseguimos desde esta página web que estás visitando. Así que no te lo pienses más, visita nuestra sección de chistes buenos y dedica unos minutos de tu día a reír. ¡Va a ser el mejor momento de todos, te lo aseguramos!