Chistes de Putas Divertidos

Rate this post

Que vaya por delante que son chistes de putas, pero con todo el respeto a esta profesión y a las señoritas que la ejercen. Pero es que, era inevitable hacer una sección sobre este tema, como ya hicimos con los chistes machistas para hombres. Y más, en una página web de chistes donde se tratan absolutamente todos los temas del planeta. Estos chistes te harán reír. Vale que son un poco fuertes, pero te aseguramos que, si se lo cuentas a un amigo de confianza, ¡se reirá contigo!

Chistes de putas

Chistes de Putas y Prostitutas

Así que ya sabes, si quieres echarte unas risas tú solo adelante y, si quieres compartirlos con alguien, pues también es una idea genial. Aquí lo que cuenta, como siempre, es que las risas estén aseguradas.

Un tío va a un puticlub y pregunta por la chica más barata ya que no tiene dinero y tiene una urgencia.
Al final paga dos euros y le meten en un cuarto con espejos donde hay una gallina, y como el hombre está desesperado va y tiene sexo con ella.
Al cabo de unos días, este hombre vuelve a ir al puticlub, y como quiere probar algo nuevo, pregunta si tienen actuaciones en vivo. Así que le ponen en un cuarto donde hay gente sentada mirando a una especie de ventana, y al otro lado se ve a una tía haciéndose una paja con un vibrador. Así que este hombre, todo entusiasmado, le dice a uno de los que están sentados:
– Oye, qué bien esta esto, ¿no?.
– Bah, pues esto no es nada -le responde -, el otro día había un tío tirándose una gallina…

Una prostituta va a una peletería de lujo en la quinta avenida de Nueva York y se compra un abrigo de visón súper caro. Al salir se encuentra de bruces con un grupo de defensores de los derechos de los animales, que van y le queman el abrigo:
– ¿Sabe usted cuántos animales han muerto para hacer ese abrigo?
– ¿Y tú eres consciente de cuántos animales he tenido que follarme para poder comprármelo?

Se encuentran dos viejas amigas en la calle.
– Hola, ¿cómo estás? ¿Cómo le va a tu hija?
– Yo estoy bien, y mi hija mucho mejor. Hace poco comenzó a trabajar y su jefe de inmediato le regalo un coche, un abrigo de pieles, y muchas joyas.
– Y a tu hija, ¿qué tal? ¿cómo le ha ido?.
– Pues mal, ¡me salió igual de puta que tu hija, pero no con tan buena suerte!

Dos prostitutas están hablando en una esquina en plenas navidades:
– Oye, Pepi, ¿y tú qué le pides a Papá Noel?.
– Yo, 50 euros, como a todos.

Pregunta el juez a la (presunta) prostituta:
– ¿Practica usted la prostitución?.
– No, señor juez, la practiqué hace mucho tiempo, ahora soy ya una profesional.

Nuestros Chistes de Putas

Esperamos que estos chistes sobre prostitutas os hayan resultado graciosos, si eres hombre, seguro que te interesará conocer los mejores chistes machistas del mundo, cuidado con a quién se los cuentas 😉

Deja un comentario