Chistes de médicos

Estamos cien por cien seguros que los médicos habrán oído y visto de todo en su consulta. A veces, existen de verdad casos que son más un chiste malo que da risa que un problema serio. De hecho, igual algún médico de los que pasen por aquí recordará alguna anécdota similar.

chistes de medicos

Chistes de médicos Ginecólogos, Cirujanos, Forenses..

Porque estamos seguros de que hay gente para todo y que, a la mínima, va a visitar a su doctor (aunque a veces no les guste la respuesta). Te aseguramos que te van a gustar mucho y que te, seguro, te va a venir a la mente algo que te ha pasado similar. ¿Los leemos? Ahí van los chistes de médicos. 

Un hombre se encuentra con un amigo por la calle y le dice:
– Manolo ¿qué te pasa que estás blanco?
– Nada Pepe, que vengo del médico y me ha dicho que tengo que dejar de beber, fumar, hacer el amor…
– Y ¿qué vas a hacer?
– Pues está claro Pepe, voy a cambiar de médico.

La maestra en la escuela de Jaimito:
– A ver, mañana me traéis todos un objeto relacionado con la medicina.
Al día siguiente:
– A ver, Manolito, ¿qué llevas?
– Pues, unas tiritas, señorita.
– ¡Ah, muy bien! ¿quién te las ha dado?
– Mi mamá.
– ¿Y qué te ha dicho?
– Que sirven para curar las heridas y los golpes.
– Muy bien, Manolito. A ver, tú, Jaimito, ¿qué llevas tú?
– Una bombona de oxígeno.
– ¡Ahhh, qué bien! ¿quién te la ha dado?
– Mi abuelita, señorita.
– ¿Y que te ha dicho él?
– ¡¡Joputaaaa, que me ahogoooooo….!!

Un señor va a la consulta de un psiquiatra, y le dice:

-¡Doctor, doctor, doctoooor! ¡Hablo mientras duermo!

-¡Bah, no se preocupe, no es grave! -le responde el médico.

-Sí que es grave! A mis compañeros de oficina no les gusta nada.

chistes de medicos ginecólogos

Una vecina le dice a otra:
– ¿Consuelo, te encontrabas mal?
Consuelo dice:
– ¿Por qué lo dices?
– Porque vi salir un médico de tu casa.
– Eso no es nada, porque yo vi salir un general de la tuya, y no estamos en guerra.

Va Juanito al médico y le dice:
– Verá doctor, creo tengo un problema en el estómago, porque me tiro un pedo y me sale sin olor.
– A ver, tírese uno.
Juanito se lo tira y al instante el doctor le dice:
– Por supuesto que tiene un problema y hay que operarlo.
Juanito le pregunta:
– ¿Del estómago doctor?.
– No, de la nariz. ¡Qué peste!

Va un abuelo al médico con su bastón, quejándose del lumbago, cojeando de una pierna… Se sienta y el doctor le pregunta:
–  A ver, cuénteme lo que le pasa.
El abuelo le responde:
– Pues verá Doctor, que el tiempo pasa, el primero todavía lo aguanto, el segundo cada vez me cuesta más, el tercero es todo un sufrimiento, el cuarto un infierno y con el quinto ya no puedo…
El médico, se queda todo sorprendido y le pregunta:
– Pero, ¿usted cuantos años tiene?.
– Noventa y cinco, responde el abuelo.
E
l medico en tono compasivo le dice:
– Hombre, eso no es ningún problema. Mírame a mi, con 35 años y ya ve usted, los dos primeros muy bien, el tercero muy pocas veces y del cuarto y del quinto yo ya ni me acuerdo.
Ante lo cual el abuelo le mira y todo sonriente le dice:
– ¡Ah! ¿También vive en un quinto sin ascensor?

Los mejores chistes de médicos

Esta sección de chiste de médicos va dirigida a todos los que trabajan en este sector y quieran reírse un rato y memorizarlos para contarlos mañana en al consulta al resto de los doctores. Si te has divertido, no pierdas la ocasión de reirte también con nuestros mejores chistes malos de la historia, ¡seguro que te ries!

Deja una respuesta