Chistes de Judíos Crueles

Chistes duros, muy fuertes, como nuestros ya populares chistes racistas crueles, pero que si miras por internet seguro que puedes llegar a encontrar. Y, como nuestra función es que aquí los tengas todos recopilados, pues ahí van. Los chistes sobre judíos han estado presentes desde esa época y, aún hoy, han llegado hasta aquí para hacer reír a aquellas personas con un humor muy, pero que muy, negro.

chistes de judios crueles

Chistes de Judios Cortos

Si has llegado hasta aquí es porque posiblemente a ti te gusten así que, aquí los tienes para que sonrías. Eso sí, ve con cuidado en decidir dónde los cuentas porque es muy probable que hieras la sensibilidad de alguien.

¿En qué se diferencian un judío de una pizza?
En que la pizza no chilla cuando la metes en el horno.

¿Sabes cómo entran cincuenta judíos en un coche escarabajo?.
Metiéndolos a todos en el cenicero.

¿Por qué se cayó la niña judía del columpio?
Por que no tenia brazos.
¿Y por qué se cayó otra vez?
Porque la volvieron a subir.

– Mamá, mamá, ¡llévame al circo!
Y la madre judía le responde:
– No, el que quiera verte que venga a la casa.

Está  Hitler paseando en un campo de concentración y le pregunta a una niña judía:

– ¿Cuántos años tienes¿?

La niña contesta:

– 7 para 8

Y Hitler contesta:

– No, no para 8 no…

Si un Nazi de la Segunda Guerra tuviera enfrente, simultáneamente a un

negro y a un Judío, ¿a quien de los dos mataría primero?

Es claro que seria el judío porque : Primero el deber y luego el placer

¿Cuál es el plato que menos le gusta a Hitler? Las judías.

¿Cuándo se suicidó Hitler? Cuando vio la factura del gas.

Según Hitler existían tres estados de la materia: Solido, Liquido y judío

Nuestro humor negro con chistes sobre Judios

Esperamos que hayas descubierto algún chiste que no conocías, no dudes en compartirlo con tu entorno si crees que tienen el mismo humor negro que tú. No te pierdas tampoco nuestra colección de los mejores chistes racistas para whatsapp.

chistes de judios graciosos

Deja una respuesta