Chistes de Asturianos Graciosos

Rate this post

Asturias es un paraíso, y no es lo que digamos nosotros, es que lo dicen todos los que van a visitarla cada año. Porque cada rincón de Asturias es bonito, te lo prometemos. Por eso mismo, estos chistes de asturianos están hechos con todo el amor del mundo por esta tierra y por sus vecinos, como nuestros chistes cortos muy buenos. Ya sabéis que para cada comunidad española hay una gran selección de chistes y, por supuesto, la de Asturias no podía faltar.

Chistes Asturianos

Chistes Asturianos de Vila

Así que, seas o no de allí, tienes la opción de disfrutar de estos chistes de asturianos que hemos preparado para vosotros. Seguid leyendo. ¡Esperamos que os gusten!

Dos asturianos están mirando hacia el cielo en una noche estrellada. Uno dice:
– Mira ese cohete. Va a Venus.
Y el otro dice:
– Pues vamos a escondenus.

Un asturiano aprueba la oposición de bombero en Nueva York, el primer día tiene que ir
a apagar un incendio en un rascacielos suben todos los bomberos a apagar el
fuego, después de apagarlo bajan todos menos el asturiano.
– ¿Dónde está el asturiano?, pregunta el jefe de bomberos.
– Socorriendo a una persona en el cuarto piso.
Sube el jefe, allí estaba el asturiano, dando por culo a un hombre.
– ¿Pero qué haces?, le pregunta el jefe de bomberos.
– Aquí socorriendo a este hombre.
– Pero en estos casos se aplica la respiración boca a boca.
– Por ahí empecé, pero empecé a calentarme…
En una lejana aldea asturiana, perdida entre montañas, una joven turista, que andaba por esos sitios en busca de paz y relajación, entra en el chigre (el bar) del pueblo. Ahí está un vecino bebiéndose una sidra. La turista pide una coca-cola y, a falta de otra cosa, se pone a hablar con el paisano.
Señor… ¿Y usted qué es? Le pregunta
– ¿yo, ho…? -echa un trago de sidra…- ‘yo soy un aldeanu’
La chica vuelve a preguntar…
– y un aldeano… ¿qué hace?
El paisano responde:
– ‘home, pues cuido vaques, …planto patates, …y fabes, …y cuido caballos, …cazo paxiaros, robo-y-os los huevos… a veces pesco…’

Luego de un breve silencio, el paisano la mira y lanza su pregunta:
– ‘oiga neña, ¿y usté… qué ye?’
La Srta. esboza una sonrisa misteriosa y responde… ‘¿yo…? soy lesbiana.’
El paisano vuelve a preguntar:
–¿Y qué fai?’
La chica cierra los ojos y le contesta: ‘pues mire, yo busco mujeres bonitas, pienso en mujeres, sueño con mujeres, adoro las mujeres, necesito sentir pechos enormes en mis manos, adoro besar mujeres y lo que más feliz me hace es estar en la cama con una mujer’.
Luego se hace un largo silencio. El paisano queda mirando el mostrador, mientras bebe otro culín de sidra. Al rato, la chica termina su coca cola y se va.
Como una hora más tarde llega al mismo lugar una familia de turistas, madrileños, y encuentran al mismo paisano bebiendo. Luego de unos instantes, el padre de familia le pregunta:
‘Disculpe señor, ¿usted qué es?’
Y el paisano, levantando apenas su cabeza, le responde:
–Pues mire, ho, hasta fai un cachu pensé que yera un aldeanu…pero agora… toi seguru de que lo que soy… una LESBIANA.

Un “pijo” madrileño llega a Asturias en su Mercedes, lo aparca y entra en un bar de pueblo. Llama al camarero y le dice:
– chico, acércate.
El camarero llega y le dice
– Aqui N’Asturies no se diz chico, así que nun vuelvas a llamarme así. Puedes llamarme Jefe, Camarero, guaje, nenu, mozu, Tío…pero chico no…no vuelvas a facelo…
El madrileño se empieza a mosquear y le dice:
– Vale, no pasa nada. Ponme un vasito de cerveza
A lo que el camarero le contesta:
– Equí N’Asturies no tenemos ‘vasitos de cerveza’.
Puedo ponete: una cerveza, una caña, una jarra, un quintu, una birra, una
garimba, un zurito, un corto o incluso un cachi… pero ‘un vasito de cerveza’… no
El madrileño ya con un rebote de cojones le dice
– ¡Vaya!, pues ponme una caña, tío. Y me traes también un plato de olivas.
El camarero mira al ‘madriles’ mosqueao
y moviendo la cabeza hacia los lados le dice:
– Equí n’Asturies no tenemos olivitas, puedo ponete unes aceitunes si ye lo que quies. Téngoles tambien con anchoes
El madrileño ya aguantándose para no lanzarse al cuello a por el camarero, le dice:
– ¡Manda narices el tío! pues ponme unas aceitunas
El camarero se va y le trae lo que le han pedido.
Al cabo de un rato el madrileño paga al camarero y cuando éste le devuelve el cambio le dice:
– Un segundo tú, que tengo curiosidad. Aquí en Asturias ¿cómo se les llama a los Gilipollas???
Y le contesta el camarero:
-Equí no los llamamos, ya vienen ellos solos pola autopista….

Nuestros Chistes Graciosos de Asturianos

Esperamos que te hayas divertido con esta colección de chistes sobre los Asturianos, no te pierdas tampoco nuestra sección destacada de la semana, la de los mejores chistes cortos para niños, ideal para los más jóvenes 😉

Deja un comentario